ActualidadAyacuchoAzulBalcarceJuarezLapridaOlavarríaRauchTandilTapalque

DÍGALO CON MÍMICA, DOCTOR

“Un viaje de pocos kilómetros puede hacerte acceder al mundo que elijas. La UNICEN te espera en Olavarría, Azul, Tandil o Quequén con carreras de pregrado, grado y postgrado para que hagas realidad tus sueños”, dice el spot de la casa de estudios fundada por el pionero Osvaldo Zarini y hasta en las aulas aparentemente más tradicionales y rígidas se tejen historias dignas de una película de aventuras y fantasías.

En Azul Sergio Saltape, el multipremiado actor que conquistó al público capitalino con su Profesor Burbujas junto al payaso Plim Plim y el cariño de cientos de amigos de la Patria Grande por su don de gente, es el encargado de desestructurar un poco a los alumnos de la Facultad de Derecho para fortalecer la comunicación no verbal, ésa que no siempre se tiene en cuenta pero que muchas veces pesa más que cualquier palabra.

Con un curriculum envidiable en el que se combina una sólida formación académica con una extensa carrera en las tablas, Saltape es el compañero de Javier Pianta en el Seminario de Oratoria que busca brindar a los futuros abogados herramientas para fortalecer sus argumentaciones.

Los estudiantes que lo encuentran en las clases aprovechan su saber y se entusiasman con una vida que no deja ver ni un minuto de desperdicio. Tal vez los 365 días que transcurrieron entre el 19 de 2012 a las 21.30 y el 19 de abril de 2013 a la misma hora sirvan como una radiografía para que el lector tenga idea del personaje citado. Ese año junto a la compañía teatral Quatro Quijotes, integrada por el recordado Pedro Baldovio, Javier Léster y Gabriel Milanesi, recorrió en una vieja Trafic Sudamérica casi en su totalidad, con numerosos espectáculos montados en prestigiosos escenarios y en los lugares más insólitos, creando un lazo de amistad entre los pueblos de un continente moreno, solidario y fraterno.

“Nunca me gustó quedarme con el qué hubiese pasado… así que me animé y acá estoy”, dice sentado sobre la grada de la sala La Fábrica, uno de sus lugares en el mundo, cuando repasa su trabajo como docente.  

–          Hablanos de tu comienzo en el Seminario.

–          Javier Pianta trabajaba junto a Mario Valiente, que al emigrar para ejercer un cargo directivo en Arte me abrió el camino. Lo vi como un desafío muy difícil; pero siempre fui corajudo. Con el tiempo me di cuenta que tengo mucho para aportar en esta área del ámbito jurídico. Javier trabajar mucho en la oratoria y en la escritura y yo en la gesticulación, la mirada, la postura, el movimiento de las manos y la expresividad en general. Los abogados necesitan mucho este tipo de herramientas.

–          ¿Cómo trabajan en equipo?

–          Nos complementamos mucho con los alumnos. Ellos nos cuentan qué les pasa, cómo se sienten, etc. El académico es un ámbito muy interesante para mi rol en la dramaturgia. Trabajo en general con jóvenes, aunque hay personas grandes también. El clima es muy bueno. En pandemia trabajamos con zoom y fue también muy bueno todo el proceso.

–          Cada estudiante debe tener distintas habilidades para expresarse.

–          Exacto. Todos tenemos fortalezas y debilidades, por decirlo de alguna manera. Para argumentar hay que llevar a la práctica lo que uno tiene en la mente. En clase, trabajamos con cuestiones innatas. Tratamos de potenciar lo que cada uno tiene naturalmente.  También abordamos diversas metodologías para quienes se sienten muchos nervios y lo dejan ver al ponerse colorados o con agitación al hablar, por ejemplo.

–          Javier Pianta es referente del mundo de los medios y la comunicación y una persona muy querida  

–          Sí. Aprendo con él, que, además de saber mucho, es un apasionado de lo que hace. Es hermoso trabajar con alguien como así, que se mata laburando. Hacíamos juntos un montón de kilómetros porque estábamos en Buenos Aires e íbamos a Azul, pero con mucha felicidad siempre.

La Facultad de derecho de UNICEN

El 11 de julio de 1997 la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) firmó un convenio de colaboración con la Asociación de Abogados de Azul, para realizar actividades conjuntas en el área del Derecho. El 27 de noviembre de 1997 se firmó el convenio de colaboración con la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para dictar la Especialización en Magistratura, en los años 1998 y 1999. A partir de 1998 se formaron Centros de Estudio en Filosofía Jurídica y Social y en Derecho Privado, dando comienzo a la formación de docentes para la futura Carrera de Abogacía.

Se firmaron nuevos convenios en el que cada una de las partes asumía responsabilidades análogas al convenio anterior, pero en un proyecto de mayor envergadura para dictar la Carrera de Abogacía, con el compromiso de que la UNICEN incorporara los estudiantes, luego de un ciclo inicial. El 12 de abril del año 1999 comenzaron las clases en el primer año de la Carrera de Abogacía, bajo la responsabilidad académica de la Facultad de Derecho UNR, y la responsabilidad administrativa de la UNICEN.

FOTO: Sergio Saltape

Producción Lic. Alejandro Latorre, Área de Prensa y Comunicación UNICEN





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba