Eventos anteriores

Kicillof confirmó que flexibilizará actividades en el interior

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, habilitará excepciones a la cuarentena en el interior de la provincia de Buenos Aires, pero aclaró que serán muy pocas en el Conurbano. Así lo sostuvo en una conferencia de prensa sobre cómo se va a aplicar en la provincia la nueva fase de la cuarentena administrada, luego de que el gobierno nacional habilitara otros 11 rubros de actividad.

El cambio se va a notar sólo en aquellas ciudades de la provincia a las que el virus no llegó o donde han tenido sólo uno o dos casos. Como esta flexibilización amplía los riesgos de que el virus circule, la gobernación fijó mayores restricciones a nivel general: desde hoy es obligatorio usar tapabocas, el transporte público deberá ofrecer más frecuencias para que los pasajeros no se amontonen y las rutas tendrán mayores controles

Las actividades que volverán a ser permitidas serán, en principio, las que ya tienen el aval del gobierno nacional: la atención médica en consultorios -con turno- y en los laboratorios de diagnósticos por imagen y ópticas. Los comercios minoristas que usen el sistema on line,  aquellas industrias de bienes exportables que tengan el aval del ministerio de la Producción nacional, las pinturerías y la venta de materiales para la construcción y la decoración. Finalmente, también podrán atender los locales de cobro de impuestos.

Para que estos rubros vuelvan abrir, habrá una mayor circulación del transporte público, pero con mayores restricciones sobre la cantidad de pasajeros. La provincia prohibió a los municipios que corten las rutas o ingresos.

Durante el fin de semana la gobernación hizo una ronda de consultas con los intendentes sobre las actividades que veían posible retomar. Recibió pedidos para exceptuar del confinamiento a 300 rubros de industria y servicios.

Los intendentes mostraron una gran disparidad en sus posturas, ya que hay muchos, especialmente en el Conurbano, que no quieren ni oír hablar de levantar el confinamiento por temor a que la pandemia se dispare.

Para levantar las restricciones la gobernación tomará dos caminos. Aquellas industrias o servicios que estén dentro de las 11 nuevas actividades permitidas por el gobierno nacional deberán mostrar que cumplen con los protocolos fijados para volver a trabajar. Por ejemplo, en el caso de los consultorios médicos fueron redactadas medidas específicas de cuidado en conjunto con los colegios de profesionales.

Para los pedidos de actividades que no están dentro de las 11 nuevas permitidas, la gobernación consultará caso por caso con el gobierno nacional. Finalmente, todas las habilitaciones serán dinámicas y en el caso de un aumento de los contagios podrán ser revertidas por los intendentes.

Kicillof dió la rueda de prensa acompañado por su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud Daniel Gollán, que aseguró que el ritmo de contagios en la provincia “sigue con un patrón muy tranquilo” y que en el sistema de salud hay una buena disponibilidad de camas de internación común y terapia intensiva.

El ministro contó que lo más problemático ha sido abastecer a los hospitales de elementos de protección. Los vuelos de Aeolíneas Argentinas a China para traer insumos, señaló, están ayudando a solucionarlo.

Kicillof se mostró más cauteloso que entusiasmado con la vuelta a la actividad en algunos rubros: “No estamos viendo que haya una voluntad de abandonar los cuidados que se han planteado, todo lo contrario”, dijo.

“Lo que exige la mayor parte de la sociedad, con algunas excepciones, es mantener los cuidados, lo que muestra que se ha tomado nota de la dimensión del peligro. Tenemos que regular y protocolizar para que se pueda hacer lo indispensable”. En este sentido, repitió que “el transporte público es el principal vector de contagios”.

Le mandó además un mensaje a los bancos y financieras. “Se van a tener que poner a tono con la necesidad que existe. Vemos que no hay una colaboración uniforme del sistema financiero, necesitamos que todos sus agentes se pongan al servicio de la sociedad. El sector financiero no puede trabajar para la especulacióntiene que funcionar para dar crédito a los sectores que lo necesitan”.

El gobernador puso el acento en que esta segunda fase de la cuarentena “tiene el mismo objetivo de la anterior: cuidar la salud de los y las bonaerenses”. Agregó: “Ese es el criterio que utilizaremos para la toma de decisiones”.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar